Medio ambiente

Los cultivos de invernadero permiten ahorrar 4/5 partes de suelo frente a otros cultivos.

Representamos una agricultura sostenible que solo emplea energía solar. Nuestros inver-naderos no necesitan utilizar combustibles fósiles.

Almería y la costa de Granada son las regiones de referencia mundial en el uso de control biológico, reduciendo drásticamente el uso de fitosanitarios en el cultivo.

Efecto “albedo”. Gracias a que nuestros invernaderos blanqueados reflejan la luz solar, la temperatura media de la región no solo no ha aumentado, sino que ha bajado 0,3ºC desde 1989.

Uso eficiente de recursos hídricos. Nuestro sistema de riego rentabiliza el agua hasta 12 veces más que un cultivo a campo abierto.

Reciclamos el 100% de los plásticos y reutilizamos los restos vegetales.

Somos uno de los mayores sumideros de CO2 de España. Cada hectárea de invernadero absorbe la emisión diaria de ocho coches.

Calidad y seguridad alimentaria

Nuestra región tiene la mayor concentración de laboratorios agrarios y la mayor tasa de ingenieros agrícolas por agricultor de Europa, garantizando la calidad y la seguridad ali-mentaria de nuestros productos.

Promovemos una agricultura transparente gracias al 100% de implantación de sistemas de trazabilidad en los invernaderos.

Sabor

Producimos algunas de las variedades más sabrosas del mercado como el tomate RAF, las sandías Fashion y Bouquet o el pimiento Palermo, entre otros.

Cultivamos alimentos saludables, con alto contenido en fibra, vitaminas y antioxidantes, para poder alimentar a más de 500 millones de europeos durante todo el año.

Modelo de integración y desarrollo imitado en los 5 continentes

Somos el mayor modelo de agricultura familiar de éxito (95%) y uno de los principales modelos cooperativos (62%) del mundo.

En Almería y Granada tenemos 2600 ha de producción ecológica invernada y no cultivamos variedades transgénicas.

Más de 110 nacionalidades integradas a través del empleo con acceso universal a sanidad y educación públicas.

Minimizamos el desperdicio alimentario, destinando producto fresco a los bancos de alimentos.